santa-maria-mar-barcelona-xavi-julia-barcelonink-ilustracion-dibujo

Santa María del Mar, Barcelona

19,0029,00 IVA inc.

SKU: N/A Categorías: ,

Descripción del producto

• Fine Arts Print (Giclée print). Edición limitada
• Edición limitada a 150 copias
• Firmada y numerada
• Papel Fabriano 270 gr

Apta para marcos de medidas universales. Ver presentación de producto.

Información adicional

Tamaño

21 x 29,7 cm, 30 x 40 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Be the first to review “Santa María del Mar, Barcelona”

Santa Maria del Mar

De esta forma, corriendo delante del aprendiz de uno de los plateros, llegaron a la plaza de Santa María; a su derecha un pequeño cementerio, el fossar Mayor, y a su izquierda, la iglesia.

Santa Clara está por… —empezó a decir Joanet, pero calló de repente. Aquello…¡aquello es impresionante!

—¿Cómo lo habrán hecho? se preguntó Arnau antes de quedarse con la boca abierta.

Delante de ellos se alzaba una iglesia, fuerte y resistente, seria, adusta, chata, sin ventanales y con unos muros de un grosor excepcional. Alrededor del templo habían limpiado y allanado el terreno. Un sinfín de estacas clavadas en el suelo y unidas por cuerdas, formando figuras geométricas, la rodeaba.

Circundando el ábside de la iglesia pequeña, se alzaban diez esbeltas columnas de dieciséis metros de altura, cuya piedra blanca resaltaba a través del andamiaje que las envolvía.

Los andamios, de madera, apoyados en la parte posterior de la iglesia subían y subían como inmensos escalones. Aun a la distancia a la que se encontraba, Arnau tuvo que levantar la vista para divisar el final de los andamios, muy por encima del de las columnas.

Vamos lo instó Joanet cuando se cansó de mirar el peligroso trajinar de los obreros por los andamios; seguro que es otra catedral.

Esto no es una catedral oyeron a sus espaldas. Arnau y Joanet se miraron y sonrieron. Se volvieron e interrogaron con la mirada a un hombre fuerte y sudoroso cargado con una enorme piedra a las espaldas. ¿Y qué es?, parecía decirle Joanet sonriendo. La catedral la pagan los nobles y la ciudad; sin embargo esta iglesia, que será más importante y más bella que la catedral, la paga y la construye el pueblo.

Fragmento de La Catedral del Mar, Ildefonso Falcones / Ilustración: Xavi Julià

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR
Carrito Borrado Deshacer
  • Tu carrito esta vacío